Cuida tu embarazo y tu bebé

Desde Elige Cuidar queremos promover la salud física y mental de la madre y del bebé. Junto con expertas en psicología perinatal podrás recibir acompañamiento en esta etapa tan sensible para ambos de forma que se puedan garantizar el entorno y los cuidados adecuados para el desarrollo más saludable del bebé. 

Sobre la Psicología Perinatal

¿Qué es la psicología perinatal?

La psicología perinatal es una disciplina dentro de la psicología y la psicoterapia que estudia y promueve todo lo que rodea el nacimiento del bebé y por lo tanto su bienestar los primeros días y meses desde que es concebido, así como el de la madre. Abarca cada etapa de este proceso: desde la concepción, el embarazo, el parto, el puerperio y los primeros meses de vida del bebé de forma que atiende que en cada proceso se den los requisitos emocionales para que todo ocurra como debe de ocurrir. Al mismo tiempo, da sostén a la madre en un momento de alta sensibilidad que en psicología perinatal llamamos “transparencia psíquica” (ver más en la siguiente pregunta y en artículos). De esta forma, se promueve el vínculo entre la madre y el recién nacido, junto con la pareja (si la hay) que co-cría. laque rodea al nacimiento (abarca el momento del embarazo, parto, puerperio de la madre y desarrollo emocional de ambos).

De la misma forma, abarca lo que nos gusta llamar “maternidades robadas”, aquellas maternidades sin bebé, por pérdidas gestacionales tanto espontáneas como inducidas por el motivo que fuere, ya que cualquier pérdida, cualquier aborto, tiene un impacto emocional en la mujer.

Finalmente, trabaja con las fantasías expectativas y miedos de las madres (y de la pareja que co-cría) en torno a qué espera de su bebé y que espera de si misma en su ejercicio de la maternidad.

¿Por qué una mujer embarazada necesita cuidados emocionales?

El embarazo genera unos cambios en la mujer que van más allá de lo físico. Todo su cuerpo y s emocionalidad cambian, se transforman, se preparan para todo aquello que va a venir: la crianza.

Por un lado, aparecen recuerdos de la infancia y de cómo fue criada. Además, aparecen nuevas necesidades individuales y en pareja a las que hay que adaptarse y, especialmente, se comienza a formar el vínculo con el bebé. Este vínculo es el que salvará la vida al bebé, literalmente, por lo que es muy importante poder trabajar con el cuando, por el motivo que fuera, se viera interrumpido. 

Resolver todo lo que no fue resuelto

Durante el embarazo aparece lo que llamamos “Transparencia Psíquica”, una especial sensibilidad a aquello que ocurre y ocurrió en el interior de la mujer. Afloran con ello emociones y recuerdos inconscientes. Puede traer recuerdos de la niñez, de cómo fue maternada, de cosas que sucedieron en esa época… Es un momento de gran vulnerabilidad también a todo eso. De esa forma, es una gran oportunidad para resolver todo aquello que no fue resuelto.  Revisar las posibles heridas que puedan surgir y no hayan cicatrizado, revisar como ella fue maternada y criada para poder escoger su propia forma de hacerlo de manera consciente.

Mujeres con mujeres

Las mujeres necesitamos compañía de mujeres durante el embarazo, parto y crianza. En las condiciones sociales que vivimos (especialmente las que estamos en grandes ciudades) se nos hace muy complicado poder conectar con otras madres y mujeres con las que compartir vivencias, miedos, dudas, aprendizajes… Tan importante es esto que ya hay estudios que confirman que vivir el embarazo y la crianza sostenida por un grupo de mujeres previene la depresión post parto. Muchas mujeres que gestan y crían se sienten solas al no poder conectar con una tribu.

Cuidados en parto, puerperio y primeros meses de vida del bebé.

Estos momentos son esenciales en la vida de la madre, pero también en la vida del bebé. Se ha podido estudiar como un parto, dependiendo de como suceda y se enfoque, puede incluso acabar en Trastorno de Estrés Post Traumático. No hay que llegar a esos extremos para ver que, si la madre se ve afectada en estos momentos, afectará a la vida del bebé, ya que ambos son uno estos primeros meses de vida. La depresión durante el embarazo y el post parto son un motivo de que la madre no pueda vincular bien con el recién nacido, cuyo vínculo comienza incluso antes de nacer.

El cuidado del apego y el vínculo entre la madre y el bebé.

Es esencial procurar un buen vínculo entre la madre y el bebé durante los primeros años y meses de vida. Ese vínculo seguro es el que hará que el bebé se desarrolle neurológica y emocionalmente (por lo tanto, también físicamente) sano y en ese vínculo es donde se dará todo lo que el niño/a necesita para ir completando fases evolutivas de la forma en que debería suceder, previniendo futuros problemas emocionales, conductuales…

¿Qué cuidados emocionales necesita una embarazada?

Contacto

.

Teléfono

(+34) 620 712 197

Email

contacto@eligecuidar.com

Horario de contacto

De 9.00 a 21.00

Ver Politica de Privacidad

Responsable: Ángela de la Fuente Martín. Finalidad: Mandarte información de tu interés como vídeos, artículos y próximas actividades gratuitas, así como información sobre cursos, talleres. Legitimación: Tu consentimiendo explícito de que quieres recibir esta información. Destinatarios: Los datos que me facilitas se guardan en mi servidor de email que cumple el RGPD (Ver su política). Al cumplimentar este formulario consientes que este servidor mantenga tus datos.  Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@eligecuidar.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. 

  Elige Cuidar ©2020 

Todos los derechos reservados